El día que corrí una maratón con Buenafuente y Berto

Ya, ya lo sé. Han pasado dos semanas desde que tenía pensado este artículo. Y sí, también sé que hoy no es lunes. Pero aquí estamos, ¿qué es lo importante no?

Este artículo podría llamarse de muchas formas:

  • 42 kms dan para pensar muchas cosas
  • Hoy me acordé de ti, y fue corriendo una maratón
  • Cuándo el cuerpo no tira, pero la mente sí.
  • etc…

No había hecho antes una maratón. De hecho (spoiler) aún no la he hecho de forma oficial. Por lo que correr esta carrera era algo nuevo para mí. Si, ya sé que en la USN  el año pasado me quedé en el km 55. Pero en ese caso, el objetivo era llegar a los 62 y también me quedé en el camino.

Maratón por montaña de Sierra Elvira (Granada). Ya no recordaba ni el día que fue (27 febrero), por lo que no te voy a aburrir con tecnicismos de desnivel acumulado… cimas etc… Simplemente, vamos a quedarnos con que eran 42 kms. No unos 42 cualquiera, 42 por montaña.

¿Y por qué por montaña?

El que me conoce sabe que desde mi rehabilitación después de operarme del hombro, correr ha sido mi escape. No quiero ponerme medallas hipsterianas del “yo estaba allí antes” pero si que me siento un poco ajeno de toda la marea que el mundo del correteo (intentaré no llamarlo running nunca) mueve. Tiene huevos que lo diga mientras escribo un artículo de la última carrera que he hecho; pero tengo que decir que mis tiempos de compartir cada entrenamiento, salida, foto, etc… pasaron. Que lo seguiré haciendo: claro, cuando me salga de los huevos. Porque la coherencia esta sobrevalorada que decía hoy Yorokubu.

Lo que comenzó con carreras populares, paso a la montaña. Granada tiene mil cosas buenas, y entre ellas es que sin tener que coger el coche puedes pasear por rincones que más quisieran otros.

Y respondiendo a la pregunta, ¿por qué montaña? Porque la montaña se asemeja más a la vida. En una carrera popular: sales, corres y llegas; disfrutando por el camino. En la montaña no es tan simple. Corres, pero no manteniendo un ritmo. A veces corres, otras andas. Tu elijes. Sales con 300 pero puedes tirarte varias horas solo. Tienes varias metas simbólicas, o picos que alcanzar. Como la vida misma.

Mi CxM Sierra Elvira 2016

La salida era pronto. Muy pronto. De esos días en los que te levantas y te preguntas que coño estás haciendo. Y si con eso no bastaba, la noche anterior había llovido de lo lindo (barro) y hacía bastante frío (hola que tal nieve).  Las salidas son siempre bonitas, cómo todos los principios. Con esos nervios característicos en los todos parecen más simpáticos y agradables. Si no has corrido nunca se parece a lo que suele pasar cuándo comienzas la carrera, los primeros meses de la erasmus o en las primeras citas.

Yo no había entrenado lo suficiente. Mal. Lo reconozco. Y no soy el típico cabezón de por mis cohones que la termino. Pero allí estaba. En la USN (ultra de 62 kms que comentaba antes) no me fallaron las piernas, me falló la cabeza. Y me tomé esta carrera como eso: un entrenamiento mental (más que físico). Los primeros kms pasaron sin problema. Que llovía, me ponía el gorro. Que nevaba, disfrutaba de las vistas. Corría las bajadas (soy una cabra loca) y andaba en cada subida. Comía en cada avituallamiento, y me reía cada vez que teníamos que cruzar el río Cubillas (dos veces).

Tantos kms, dan para pensar mucho. Tanto que a veces tienes que obligarla a parar. Y aquí es dónde durante una hora corrí con Buenafuente y Berto, que con su “Nadie sabe nada” me hicieron corretear por el primero de los picos que había que alcanzar sin escuchar a nada ni nadie. Sonriendo. Siento si el título te engaño 😛

Km 28. Las piernas ya no son lo que eran. Las lumbares lloran. Me vuelvo a poner la música después del momento podcast. Llego a un avituallamiento pensando en los tiempos de corte. Por si no lo sabes, son horas a las que si no has pasado por un punto antes de un tiempo: para casa. Y yo no los había mirado.

Yo: “¿Es aquí el tiempo de corte?”

Tipo: “No, es en unos 2 kms”

Yo: “¿Y hasta que hora se puede?” – mientras me comía el enésimo plátano.

Tipo: ” Hasta dentro de 15 minutos”

Este fue el momento de MI carrera. Podía elegir montarme en el coche con ellos y que me llevasen a la meta. O intentarlo. Y lo hice con la mejor de las bandas sonoras: Elvis Presley. Julia había metido algunas canciones en la lista de Spotify que tenía preparada para los momentos de bajón. “Suspicious Minds” me hizo emocionarme justo antes de llegar. Confieso que tuve que limpiarme alguna lagrimilla tonta.

Y llegué. Era el último de los que quedaban en carrera. Pero en el siguiente corte, unas piernas destrozadas y el tío que allí había minaron mis ganas de seguir. Vamos a dejarlo ahí.  3 kms andando hasta el coche y fin de MI carrera. A 10 de terminar. Pero lo había intentado.

Me acordé de ti probablemente. Así, sin mucho esfuerzo, recuerdo dos momentos: “El Taxi, de Pitbull” me hizo bailar y reír a partes iguales y “Suspicious Minds, de Elvis Presley”

Ahora  que me releo, parece que reí más de la cuenta. Y tan bien.

 

Pensando ya en el próximo reto.

Post dedicado a: Diegor y Juan.

Guía de eventos que debes conocer si emprendes en Granada

Llevo casi tres años en el mundillo del “faranduleo”. Si, me refiero a emprender.

Un pensamiento perdido en clase dio lugar a una idea de esas que te atrapan. Esa idea me hizo moverme más de lo nunca lo había hecho y participar en un Startup Weekend “Express” (en este caso era week) en el conocí a gente magnífica y me llevé los primeros palos. Y de ahí salte a colaborar en un proyecto, que paso a ser mi día a día. Este proyecto era (y es) Uveni.

Otro día hablaremos de Uveni.

El caso es que en paralelo, nos dio por organizar uno de los “eventos de referencia” en el panorama emprendedor. Cómo ves, tengo el discurso bien aprendido. Este evento fue Iniciador Granada, y desde hace tres años hemos tenido que ver con su organización.

He tenido mis más y mis menos, tanto con el ecosistema “emprendedor” como con la organización del evento en sí. Es un evento que se hace “por amor al arte”, por el simple hecho de querer ayudar a todos aquellos que como yo, comenzaron en su día una aventura.

Por eso, si estas empezando. O llevas ya tiempo en el “mercado”, tendrás las mismas dudas que todos hemos tenido alguna vez, ¿qué se hace en Granada? o más importante casi ¿quién emprende en Granada?

Siempre me he quejado de lo poco “integradores” que somos. Cada perro que se lama su cipote que se dice por aquí. Pero hace poco me hicieron ver que mejor que se hagan cosas, a que no se hiciesen. Y tienen toda la razón. De todas formas, he creído útil recopilar los eventos que se hacen en Granada que ayudan a todo el que esté, o quiera comenzar, a emprender.

Hay muchos más : Negocios & Networking, Afterworks de AJE… pero sólo voy a incluir los que, en principio, no necesitan ninguna cuota o acción especial para participar. Eventos gratis en los que a lo sumo tienes que reservar tu plaza.

Eventos para emprendedores que se celebran en Granada

Para perfiles más técnicos: Betabeers Granada

El primero porque es el que mejor conozco. Chema, Adri, Belén y Migue hacen que un evento que a priori se presenta como de perfil técnico, tenga todos los ingredientes para llamar la atención. Si estás comenzando a emprender te gustará la cercanía de sus eventos. Si por el contrario eres alguien de corte más “senior”/tradicional no está de más que te pases: todo lo bueno se pega y puedes encontrar un perfil ideal para ese puesto que necesitas cubrir.

Los puedes encontrar en Facebook y en su página web. Un evento al mes todos los jueves (Charla + cervezas gratis).

Para diseñadores (o no): Web Union Granada

Con la misma periodicidad, los amigos Roberto & co, se están haciendo su hueco. Con sede en Escuela de Arte Granada, se realizan talleres y charlas que van desde lo especializado (desarrollo web, seo, usabilidad) a lo más genérico (saber poner precio a tu trabajo, por ejemplo).

También con periodicidad mensual. Los puedes encontrar en su página de FB y su web.

Para los que empiezan : CADE Granada

El Centro Andaluz de Desarrollo Empresarial es y será una de las primeras paradas a las que las mentes inexpertas acuden en busca de respuestas. Es verdad que depende un poco del técnico que te toque, pero personalmente he coincidido con gente muy entregada. Organizan talleres y charlas en cada una de sus sedes, por lo que puede que alguna que se organice en tu pueblo (o cerca), te interese.

Desde marketing online a como elaborar un plan de empresa. Puedes encontrarlo en su web, o en su página de Facebook.

Para gente de business: EIG

Uno de los que no conocía. Hasta el pasado 1st Digital Business Summit. Ya sea estrategia de marketing o no, un evento gratuito que englobe a gente puntera como los responsables de puestos importantes en Just Eat, Philips o ING… merece nuestra atención.

No sé cuándo será el próximo, pero puedes estar atento a su Facebook.

Para estudiantes: AIESEC Granada

Sé que desde la Universidad de Granada trabajan con la promoción del emprendimiento con charlas, concursos, etc… Pero me quedo con esta asociación juvenil. Más que nada, por la iniciativa que tienen todos lo que he conocido que pertenecieron a ella.

Para no alargarme más recopilando todo lo que hacen, puedes encontrarlos en su FB.

Valoración personal (dónde comienza el debate)

Cada uno de estos eventos, y de los que faltan, tienen sus puntos fuertes y los débiles. Y está claro que no está en mis manos hacer el evento perfecto, ni es lo que busco. Pero al menos me gustaría que un evento cubriese 3 necesidades.

  1. Que englobe a todos los “estratos”. Hasta ahora, cada evento se centra en un nicho. Desde estudiantes (UGR, AIESEC) a startups (Iniciador y Betabeers)… Pero el problema no es sólo de sector, también lo es generacional. Para que un evento sea enriquecedor, a mi entender, tienes que ganar dos cosas asistiendo a él. La primera, aprendizaje. Y si los que comienzan se juntan con los que comienzan, y los senior con los senior… Poco se puede hacer. Hay que promover el intercambio de conocimiento/experiencias. Ya seas técnico, empresario tradicional, CEO de una startup, estudiante o diseñador… Ver las cosas con otros ojos.Emprender es (según la RAE) acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierran dificultad o peligro. Esto engloba una startup, o montar una panadería, que no se nos olvide.La segunda, (palabra de moda) las sinergias. El networking posterior, también se ve afectado por lo mismo que hablaba antes. Si en un evento ves siempre a la misma gente, a los que ya conoces, de tu mismo sector. ¿Qué negocio va a salir de ahí?
  2. Independiente y “gratuito”. Esto me lo planteo como verdades a medias. Está claro que la independencia no sería total, ya que la mido como hacer un evento como a mí me gustaría, o como a la “comunidad” le gustaría. Y sobre el precio, tenemos que tener claro que el éxito de estas cosas a veces está unida a un compromiso previo. Una entrada, una serie de contactos si se trata de un networking, una cuota de asociado… siempre dará mejores resultados. Pero por mí que no quede.
  3. Que responda a la pregunta que antes nos haciamos. ¿Qué se hace y quién lo hace?

Sin querer entrar en el debate de si hay lugares en los que emprender es más fácil (Silicon Valley, capitales, etc…). Granada tiene su “aquel”. Y tenemos que saber valorarlo.

¿Crees qué es necesario un evento (más) en Granada?

 

¿Qué te falta o qué te sobra?

 

¿Qué opinas al respecto?

 

Son preguntas que me gustaría que respondieses tu ahora en los comentarios.

Que comiencen los Juegos del Hambre.